Recetas Caseras

Qué recetas puedes preparar con mariscos

Langosta, camarones, pulpo, ostras y mucho más del mundo marino.

Camarones y langostinos al ajillo, tipos de mariscos en pincho con salsa

Descubre cómo innovar en tu cocina con estos sabores marinos.

Las recetas con mariscos son un deleite de la gastronomía universal, desde la carne jugosa de una langosta bañada en mantequilla de ajo hasta la tradicional paella española decorada con langostinos y camarones.  

En este artículo conocerás los tipos de mariscos que existen en la cocina marina, qué tipo de recomendaciones y consejos debes seguir para su preparación y cuáles son las recetas en las que puedes incluir estos maravillosos ingredientes.  

ALGUNAS RECOMENDACIONES ANTES DE COCINAR MARISCOS 

Antes de entrar en el mundo de las delicias marinas, existen algunas recomendaciones clave que te ayudarán en el proceso de preparación y en el resultado final del plato que quieras cocinar.  

  • La frescura es primordial: asegúrate de adquirir mariscos frescos de fuentes confiables, preferiblemente locales. Verifica la frescura observando su aspecto y su olor; los mariscos deben tener un aroma a mar fresco y una textura firme. 
  • Preparación rigurosa: familiarízate con las técnicas de limpieza y preparación específicas para cada tipo de marisco. Desde quitar las conchas hasta desvenar los langostinos, una preparación adecuada garantiza una experiencia culinaria sin igual. 
  • Origen responsable: opta por mariscos provenientes de prácticas de pesca sostenibles. Esto no solo respalda la conservación de los océanos, sino que también garantiza la calidad del producto. 

Los mariscos son uno de los ingredientes más prácticos de la gastronomía, porque se pueden cocinar con diversas técnicas y con utensilios que seguro tienes en casa. Puedes preparar unos mariscos al vapor en agua o salsa hirviendo, lo que permite que se cocinen de manera uniforme; o también puedes realizar un salteado rápido con aceite de oliva y ajo, lo que garantiza una gran sazón.  

Ahora que has leído esta información, podemos empezar a hablar de las delicias del mar.  

TIPOS DE MARISCOS 

  • Camarones: son crustáceos de agua salada o dulce con una carne tierna. Se utilizan en diversas preparaciones, desde salteados y parrillas hasta sopas, arroces y ensaladas. Los camarones son conocidos por absorber sabores, lo que los hace ideales para marinados y salsas. 
  • Langostinos: guardan una gran similitud con los camarones, pero su sabor es más delicado y su textura es más tierna. Los langostinos son apreciados por su versatilidad y su capacidad para realzar los platos. 
  • Langosta: una de las carnes más suaves que vas a encontrar de la comida marina. Se suele cocinar hervida o al vapor y se sirve con mantequilla de ajo. La langosta es considerada un manjar gourmet y se puede servir en ocasiones especiales.

    Langosta hervida con papas y verduras, uno de los platos con mariscos más elegantes
  • Cangrejos: se sirven generalmente cocidos, ya sea como patas de cangrejo rellenas, en ensaladas o en guisos. La carne de cangrejo es apreciada por su sabor suave y el atractivo de su emplatado. Funciona como entrada o como plato principal.  
  • Mejillones: conchas de color oscuro, una carne tierna y un sabor terroso y distintivo a mar. Se cocinan al vapor, a la parrilla o en salsas para pastas y arroces.  
  • Ostras: se pueden servir crudas, al vapor, a la parrilla o en sopas. Son famosas por su frescura y se consumen, por lo general, como aperitivo. Su sabor salado permite que sea un gran acompañamiento en el maridaje.  
  • Pulpo: cuando se cocina adecuadamente, el pulpo tiene una textura tierna y carnosa. La clave está en encontrar el equilibrio perfecto entre la cocción suficiente para que la carne sea tierna, pero no tanto como para que se vuelva gomosa. 

Si quieres conocer más, aquí te contamos 10 ingredientes populares de comida de mar.  

10 DELICIOSAS RECETAS CON MARISCOS  

Conociendo los tipos de mariscos que puedes preparar y habiendo escogido la que más te gusta, sigue leyendo y ponte manos a la obra en la cocina para preparar un plato lleno de sabor.  

  1. Paella: una explosión de sabores mediterráneos con camarones, mejillones y calamares en un arroz lleno de aromas y especias. Los mejillones aportan su sabor salino, mientras que los calamares añaden una textura única al plato. 
  2. Ceviche peruano: sabores frescos, ácidos y picantes se mezclan en este plato de pescado y mariscos marinados en limón, ají y cilantro. La textura firme de los calamares y camarones contrasta con la suavidad del pescado. 
  3. Sopa de mariscos: la leche de coco y las especias tailandesas dan vida a esta sopa con camarones, calamares y mejillones. La combinación de sabores agridulces y picantes crea una experiencia sensorial única. 

    Sopa con mejillones y salmón en salsa blanca y hierbas aromáticas
  4. Espagueti alle Vongole: la simplicidad de los mariscos se encuentra con la pasta en esta receta clásica italiana de almejas y espaguetis. El sabor salino de las almejas se infunde en la pasta, creando una deliciosa armonía. 
  5. Langostinos al ajillo: langostinos salteados en aceite de oliva con ajo y guindilla. El ajo perfumado y el toque picante realzan la jugosidad de los langostinos. 
  6. Curry de mariscos: una mezcla de especias y mariscos en un curry espeso y delicioso, servido con arroz basmati. Los mariscos absorben los sabores complejos del curry, creando una experiencia culinaria rica y satisfactoria. 
  7. Lobster Roll: un clásico de la costa este estadounidense, con carne de langosta mezclada con mayonesa y servida en un panecillo tostado. La dulzura de la langosta se realza con la cremosidad de la mayonesa. 
  8. Risotto de mejillones: el arroz cremoso se encuentra con mejillones en esta deliciosa interpretación italiana. Los mejillones aportan su sabor distintivo al risotto, creando una textura suave y una experiencia gourmet. 
  9. Camaroniles a la Diabla: camarones en una salsa picante de tomate y chile, un plato con un toque mexicano. Los camarones absorben el calor de la salsa, creando un contraste fascinante con su dulzura natural. 
  10. Gambas al Pil Pil: gambas en una salsa de ajo y guindilla, cocinadas al horno para un sabor intenso y jugoso. La salsa rica y picante realza la jugosidad natural de las gambas, creando una explosión de sabores. 

 

Recetas con mariscos

CINCO CONSEJOS PARA CONSERVAR MARISCOS FRESCOS EN CASA 

Conservar la frescura de los mariscos es esencial para garantizar una experiencia culinaria excepcional. Sigue estos pasos: 

  • Selección rigurosa: elige mariscos frescos, verificando que las conchas estén cerradas y que tengan un olor a mar fresco.

    Ostras frescas sobre hielo, un tipo de marisco que se come crudo
  • Almacenamiento en refrigerador: guarda los mariscos en el refrigerador a una temperatura de 0 a 4 grados C°. Colócalos en un recipiente hermético o bolsa de plástico con hielo para mantener la frescura. 
  • Congelación adecuada: si no planeas consumirlos de inmediato, congela los mariscos. Limpia y desvena los mariscos, colócalos en bolsas herméticas y etiqueta con la fecha de congelación. 
  • Descongelación cauta: si congelaste los mariscos, descongélalos lentamente en el refrigerador para evitar cambios bruscos de temperatura. 
  • Consumo rápido: consume los mariscos dentro de uno o dos días después de la compra o descongelación para garantizar la frescura óptima. Los procesos de refrigeración y congelación nos ayudan a conservar de manera adecuada los alimentos, ya que retardan o inactivan respectivamente el crecimiento de microorganismos. Esto hace que nuestros alimentos duren más tiempo, sin perder su calidad y propiedades nutricionales.  

Al seguir estos pasos, podrás disfrutar de la frescura y calidad de los mariscos en cada preparación culinaria en casa. ¡Sumérgete en la experiencia del marisco y deleita tus sentidos con sabores marinos extraordinarios! 

Descubre cómo cocinar almejas desde cero.  

 

 

 

Fuentes: