Recetas Caseras

Qué son los platos fríos y cómo prepararlos

Conoce qué preparaciones se consideran platos fríos y cuáles son sus características principales.

Ensalada de quinoa, limón y maíz, un plato frío en un fondo blanco

Ensaladas, ceviches, sushi y más comidas frescas.

¿Te gustan los platos fríos? Son una opción ideal para los días calurosos, cuando no apetece encender el fuego ni pasar mucho tiempo en la cocina. Además, son muy variados, nutritivos y refrescantes.  

En este artículo, te vamos a mostrar algunas recetas de platos fríos que puedes preparar fácilmente en casa, con ingredientes sencillos y saludables. Desde ensaladas, gazpachos y cremas hasta sándwiches, wraps, sushi y más. ¡Descubre cómo sorprender a tu paladar con estas delicias frías! 

 

QUÉ SON LOS PLATOS FRÍOS Y CUÁLES SON SUS CARACTERÍSTICAS 

Los platos fríos son preparaciones que se sirven a temperatura ambiente o refrigeradas, y que generalmente no requieren cocción o calor para su elaboración. Estos platos se caracterizan por su frescura, ligereza y su capacidad para resaltar los sabores naturales de los ingredientes utilizados. Además, son una opción ideal para aquellos que buscan opciones más saludables y nutritivas, ya que suelen estar compuestos principalmente por frutas, verduras, pescados, mariscos, carnes frías y lácteos. 

El origen de los platos fríos se remonta a tiempos antiguos, cuando las civilizaciones mediterráneas como los griegos y los romanos comenzaron a desarrollar técnicas de conservación de alimentos como el salado, el curado y el encurtido. Estas técnicas les permitían almacenar y preservar alimentos frescos durante períodos más largos, lo que llevó al desarrollo de una amplia variedad de platos fríos como las ensaladas, los embutidos y los escabeches. 

Tabla con aceite queso, tomate, aceite de oliva, albahaca y sal, un plato frío por excelencia

A lo largo de los siglos, los platos fríos han evolucionado y se han adaptado a las diferentes culturas y tradiciones de todo el mundo. Hoy en día, podemos encontrar una gran variedad de platos fríos en la cocina internacional, desde la famosa ensalada caprese italiana hasta el ceviche peruano, pasando por el sushi japonés y el gazpacho español. 

En términos de características, los platos fríos se distinguen por su simplicidad, frescura y versatilidad. Son ideales para servir como entrantes, aperitivos, platos principales o acompañamientos, y pueden adaptarse fácilmente a cualquier ocasión, desde comidas informales hasta cenas elegantes. Además, los platos fríos suelen ser más rápidos y fáciles de preparar que sus contrapartes calientes, lo que los convierte en una opción conveniente para cualquier día de la semana. 

 

INGREDIENTES MÁS USADOS EN PLATOS FRÍOS 

Los platos fríos pueden elaborarse con una amplia variedad de ingredientes, dependiendo de la receta y las preferencias personales. Algunos de los ingredientes más comunes en la preparación de platos fríos incluyen: 

  • Verduras frescas: Como lechuga, tomate, pepino, zanahoria, apio, pimiento, cebolla y rábano, que se utilizan para hacer ensaladas frescas y coloridas. 
  • Frutas frescas: Como melón, sandía, piña, mango, uvas y kiwi, que se utilizan para hacer ensaladas de frutas refrescantes y postres ligeros. 
  • Pescados y mariscos: Como salmón, atún, langostinos, camarones, calamares y pulpo, que se utilizan para hacer ceviches, carpaccios y tartares. 
  • Carnes frías: Como jamón serrano, salami, chorizo, pastrami, roast beef y pollo asado, que se utilizan para hacer tablas de embutidos y bocadillos gourmet. 
  • Lácteos: Como queso feta, mozzarella, ricotta, yogurt y crema agria, que se utilizan para hacer aderezos para ensaladas, salsas para pastas y dips para vegetales. 
  • Hierbas frescas: Como albahaca, cilantro, perejil, menta y eneldo, que se utilizan para dar sabor y aroma a los platos fríos. 
  • Vinagretas y aderezos: Como vinagre balsámico, aceite de oliva, mostaza, miel, limón y yogurt, que se utilizan para aliñar ensaladas y marinar carnes y pescados. 
  • Frutos secos y semillas: Como nueces, almendras, pistachos, semillas de girasol y semillas de calabaza, que se utilizan para agregar textura y sabor a los platos fríos. 

Aprende todo sobre el polvo de cinco especias chinas.  

 

10 PLATOS FRÍOS QUE PUEDES PREPARAR EN CASA  

  1. Hummus: Un dip árabe delicioso hecho con garbanzos, tahini, ajo, aceite de oliva, jugo de limón, comino y sal, servido con verduras o pan de pita. 

    Hummus con unas hojas aromáticas y una cuchara en una mesa, un plato frío ideal de acompañamiento

  2. Ensalada caprese: Una ensalada italiana clásica hecha con tomates maduros, mozzarella fresca, hojas de albahaca fresca, aceite de oliva virgen extra, vinagre balsámico y sal marina. 
  3. Ceviche: Un plato peruano refrescante hecho con pescado fresco marinado en jugo de limón o lima, cebolla roja, ají, cilantro, maíz, camote y cancha. 
  4. Gazpacho: Una sopa fría española hecha con tomates maduros, pepinos, pimientos, cebolla, ajo, aceite de oliva, vinagre de vino, pan y sal, servida con crotones y verduras picadas. 
  5. Tabla de embutidos: Una selección de jamón serrano, chorizo, salami, queso manchego, aceitunas, almendras y pan crujiente, perfecta para compartir como aperitivo o entrante. 
  6. Ensalada griega: Una ensalada mediterránea hecha con pepino, tomate, pimiento, cebolla roja, aceitunas, queso feta, orégano y aceite de oliva, servida con pan de pita o focaccia. 
  7. Tartar de salmón: Un plato francés elegante hecho con salmón fresco picado finamente, cebolla morada, alcaparras, pepinillos, eneldo, mostaza, aceite de oliva y limón, servido con tostadas de pan. 
  8. Ensalada de pasta: Una ensalada italiana reconfortante hecha con pasta cocida, tomate cherry, mozzarella, albahaca, aceitunas, aceite de oliva y vinagre balsámico, perfecta para llevar de picnic o almuerzo ligero. 
  9. Tabbouleh: Una ensalada libanesa refrescante hecha con bulgur, tomate, pepino, cebolla, perejil, menta, limón y aceite de oliva, perfecta como acompañamiento para carnes a la parrilla. 
  10. Sushi roll: Un plato japonés elegante hecho con arroz de sushi, pescado fresco (como salmón o atún), aguacate, pepino, zanahoria y alga nori, servido con salsa de soja y wasabi. 

Recetas recomendadas

Los platos fríos son una opción deliciosa y refrescante que ofrece una amplia variedad de posibilidades para satisfacer los gustos y preferencias de cualquier persona. Desde ensaladas hasta aperitivos, pasando por gazpachos y carpaccios, los platos fríos son ideales para disfrutar en cualquier época del año y pueden adaptarse fácilmente a cualquier ocasión.  

Doce rollos de sushi con salsa de soya y semillas de sésamo sobre un plato negro

Con ingredientes frescos y una preparación sencilla, puedes crear una variedad infinita de platos fríos deliciosos y saludables en casa para impresionar a tus invitados o simplemente disfrutar en familia. ¡Anímate a probar estas recetas y deja volar tu creatividad en la cocina! 

Conoce el raclette, un regalo de Suiza para el mundo.  

 

Preguntas frecuentes

¿Cómo puedo hacer que los platos fríos sean más sustanciosos y nutritivos para una comida completa?

Para hacer que los platos fríos sean más sustanciosos y nutritivos, puedes agregar ingredientes ricos en proteínas y fibra. Por ejemplo, puedes incorporar pollo a la parrilla, camarones cocidos, tofu marinado o quinoa en ensaladas para aumentar su valor nutricional y hacerlas más satisfactorias. También puedes agregar legumbres como garbanzos, lentejas o frijoles a ensaladas y platos fríos para aumentar su contenido de proteínas y fibra. Además, no te olvides de incluir una variedad de verduras frescas y coloridas para obtener una buena dosis de vitaminas y minerales.

¿Qué opciones de platos fríos son ideales para llevar a picnics o almuerzos al aire libre?

Para picnics o almuerzos al aire libre, es importante elegir platos fríos que sean fáciles de transportar y que se mantengan frescos durante varias horas. Algunas opciones ideales incluyen ensaladas de pasta con vegetales y aderezos ligeros, sándwiches enrollados en tortillas o pan plano, wraps rellenos de proteínas y vegetales, y tartas frías de verduras o quiches. También puedes preparar bocadillos como rollitos de jamón y queso, brochetas de frutas o bandejas de crudités con dip. Recuerda llevar contigo una hielera con hielo para mantener los platos fríos a una temperatura segura hasta que llegue el momento de disfrutarlos.

¿Cuáles son algunas alternativas saludables y bajas en calorías de platos fríos para aquellos que están buscando opciones más ligeras?

Para aquellos que están buscando opciones más ligeras y bajos en calorías, hay muchas alternativas saludables de platos fríos que pueden disfrutar sin sentirse culpables. Algunas ideas incluyen ensaladas verdes con vinagretas bajas en calorías, ceviche de pescado blanco o camarones, gazpacho sin aceite añadido, rollitos de lechuga rellenos de pollo o tofu, y carpaccio de vegetales en lugar de carne. También puedes optar por platos fríos basados en frutas frescas como ensaladas de frutas, smoothie bowls o helados de frutas caseros sin azúcar añadido. Con un poco de creatividad y la elección de ingredientes frescos y nutritivos, es fácil disfrutar de platos fríos sabrosos y ligeros.