Ingredientes

Cómo cocinar con semillas de girasol

Todo lo que debes saber sobre las semillas de la gran flor de pétalos amarillos: el girasol.

Flor y semillas de girasol en un campo repleto de girasoles y sus hojas

Agrégales un toque crujiente a tus ensaladas, pastas y smoothies con estas semillas comestibles.

Los girasoles no solo son flores bellas y vibrantes, sino que también conservan en sus semillas un sabor y una textura que le pueden dar un toque extra a tus preparaciones.  

Esta planta nativa de América del Norte conserva sus semillas, que son pequeñas, planas y ovaladas, en la cabeza floral del girasol. Además de ser nutritivas y ricas en diversas propiedades, las semillas de girasol pueden acompañar ensaladas, galletas, panes y pastas de una manera extraordinaria.  

Sigue leyendo y entérate cómo cocinarlas, cuáles son los platos en los que las puedes incorporar y qué otro tipo de semillas comestibles se recomienda utilizar en diferentes preparaciones.  

CÓMO UTILIZAR SEMILLAS DE GIRASOL  

Las semillas de girasol son versátiles y se prestan a diversas formas de preparación, permitiendo disfrutar de su delicioso sabor y beneficios nutricionales en una variedad de platos. Estas son algunas maneras de cocinarlas: 

  • Tostadas al horno: coloca las semillas de girasol en una bandeja para hornear y tuéstalas en el horno precalentado a 180°C durante aproximadamente 10 minutos. Revuélvelas ocasionalmente para asegurar un tostado uniforme. Este método resalta su sabor tostado y las hace ideales como aperitivo o para agregar a ensaladas. 
  • Salteadas: calienta una sartén a fuego medio y añade las semillas de girasol. Remueve constantemente hasta que estén doradas y emitan un aroma tostado. Este método es rápido y agrega un toque crujiente a platos como ensaladas, sopas o vegetales salteados. 
  • Con cubierta: puedes derretir el dulce o el chocolate que prefieras y luego, sumergir las semillas de girasol en él. Luego, colócalas en una bandeja y refrigéralas hasta que la cubierta se endurezca. Esta opción combina el dulce con la textura crujiente de las semillas, perfecta para un snack de media tarde. 
  • Mezcla de granola: combina semillas de girasol con frutas deshidratadas, frutos secos y cereales integrales para crear una mezcla de granola casera. Agrégale yogurt, leche o simplemente consúmela como aperitivo energético. 
  • Salsa o pesto: tritura las semillas de girasol con aceite de oliva, ajo, queso parmesano y albahaca para obtener una salsa o pesto diferente y deliciosa. Úsala como aderezo para pasta, ensaladas o como dip.

    Semillas de girasol en un fondo blanco

  • Espolvoreadas en ensaladas o sopas: añade las semillas de girasol tostadas como topping en tus ensaladas o sopas. No solo aportarán un toque crujiente, sino también nutrientes adicionales. 
  • En panes y repostería: incorpora semillas de girasol en la masa de pan, galletas o muffins para agregar un sabor y textura únicos. Tostarlas antes de añadir a la mezcla resalta aún más su perfil de sabor. 
  • Aderezo para carnes o pescados: tritura las semillas de girasol con hierbas frescas, ajo y aceite de oliva para crear un aderezo delicioso para carnes o pescados.  

Experimenta con estas opciones y descubre cómo las semillas de girasol pueden mejorar tus platos. 

Si eres vegetariano y buscas recetas nuevas, entra y conoce 5 comidas versátiles y deliciosas que te encantarán.  

10 RECETAS DELICIOSAS CON SEMILLAS DE GIRASOL  

Como puedes ver, las semillas de girasol son muy prácticas y fáciles de cocinar. Ahora es solo cuestión de escoger el plato y la receta que quieres preparar hoy. Te contamos 10 opciones que puedes hacer desde casa.  

  1. Granola casera con semillas de girasol: las semillas de girasol aportan un delicioso toque tostado y un sabor ligeramente amaderado a la granola. Para mantener su crujiente textura, asegúrate de tostarlas antes de agregarlas a la mezcla. Transforma tu desayuno con esta opción saludable y sabrosa. 
  2. Galletas integrales con semillas de girasol: incorpora las semillas de girasol a tus galletas integrales para darles un giro saludable y lleno de sabor. Su textura crujiente y su sabor ligeramente tostado complementan perfectamente la mezcla de harinas integrales. Experimenta agregando canela para un toque extra de dulce. 
  3. Sopa de calabaza con semillas de girasol: al servir una cremosa sopa de calabaza, espolvorea semillas de girasol tostadas en la parte superior para un contraste delicioso. Las semillas añaden textura y un sabor que realza la experiencia. Prueba sazonar con un toque de pimienta negra para equilibrar los sabores. 
  4. Yogurt con frutas y semillas de girasol: dale un toque nutritivo a tu tazón de yogurt en las mañanas agregando semillas de girasol. Su sabor a nuez complementa tanto las frutas frescas como las secas. Opta por miel como endulzante natural y disfruta de un desayuno o merienda equilibrado y delicioso. 
  5. Ensalada de hojas verdes con semillas de girasol: las semillas de girasol añaden un sabor ligeramente a nuez a la frescura de las hojas verdes. Eleva tus ensaladas a un nuevo nivel con este toque nutritivo. 

    Ensalada con semillas de girasol, aguacate, brócoli y otras verduras

  6. Pan integral con semillas de girasol: haz tu propio pan integral en casa y agrega semillas de girasol para mejorar su textura y sabor. Las semillas aportan un crujido suave y un sabor tostado. Combina con aguacate y huevos revueltos para una opción de desayuno. 
  7. Pasta con pesto de semillas de girasol: prepara un pesto diferente al tradicional usando semillas de girasol en lugar de piñones. Obtendrás una salsa cremosa y deliciosa que se adhiere perfectamente a la pasta. Exprime un poco de limón para resaltar los sabores. 
  8. Smoothie bowl con semillas de girasol: dale un toque crocante a tu smoothie bowl espolvoreando semillas de girasol. Además de su sabor, añaden un elemento decorativo. Complementa con frutas frescas, granola y un toque de coco rallado para una experiencia completa. 
  9. Avena con semillas de girasol y miel: mejora tu tazón de avena clásico incorporando semillas de girasol y un toque de miel. Las semillas aportan un contraste crujiente, mientras que la miel agrega dulzura natural. Experimenta con frutas como plátano o fresas para variar los sabores. 
  10. Tarta de chocolate con semillas de girasol: un sabor tostado y nuevo a esa tarta de chocolate que encanta a muchos. Las semillas se mezclan armoniosamente con el chocolate, creando un postre dulce y nutritivo. Decora con frutos rojos para un toque fresco. 

Recetas con semillas

OTROS TIPOS DE SEMILLAS COMESTIBLES QUE PUEDES UTILIZAR 

Existe una gran variedad de semillas comestibles que puedes incluir en tus platos, además de las semillas de girasol. Aquí te contamos algunas de las opciones que puedes encontrar en tu supermercado más cercano.  

  • Semillas de sésamo: disponibles en versiones blancas o negras, las semillas de sésamo aportan un delicioso sabor a nuez. Se utilizan comúnmente en panadería, ensaladas y platos asiáticos. 
  • Semillas de calabaza: esta semilla proporciona un toque diferente a ensaladas, yogures o incluso como snack. También se pueden usar para hacer pesto. 
  • Semillas de lino: las semillas de lino molidas son una excelente adición a batidos, cereales o productos horneados. 
  • Semillas de cáñamo: con un sabor suave y una textura crujiente, las semillas de cáñamo se pueden espolvorear sobre ensaladas, cereales o yogures. 
  • Semillas de amapola: estas pequeñas semillas tienen un sabor ligero y se utilizan comúnmente en panadería para agregar textura y un toque de nuez a panes y pasteles.

    Cuatro tipos de semillas comestibles distintas

  • Semillas de amaranto: las semillas de amaranto son versátiles y se pueden cocinar como cereal, agregar a ensaladas o utilizar en la elaboración de barras energéticas. 
  • Semillas de quinoa: aunque comúnmente se consume como grano, la quinoa es técnicamente una semilla. Se puede utilizar en ensaladas, guisos o como guarnición. 

Cuéntanos en los comentarios cuáles son tus semillas comestibles favoritas y cómo las preparas. Sigue explorando nuevas formas de cocinar en Recetas Nestlé, donde aprendes cómo utilizar los ingredientes de tu cocina.  

Entra y descubre las especias que debes tener en casa.  

 

 

 

 

FUENTES:  

Preguntas frecuentes

¿Se pueden utilizar las semillas de girasol en preparaciones saladas?

Sí. Las semillas de girasol son sumamente versátiles. Pueden aportar un toque crujiente a ensaladas, sopas, y guisos. Además, al tostarlas, se convierten en un complemento ideal para platos principales como pescados, aves o incluso recetas vegetarianas.

¿Cómo almacenar las semillas de girasol para mantener su frescura y sabor?

Es recomendable guardarlas en un recipiente hermético, en un lugar fresco y oscuro. Se debe evitar la exposición al calor y la luz para prevenir la rancidez de los aceites naturales presentes. Si se compran en grandes cantidades, almacenarlas en el congelador es la mejor opción.

¿Hay combinaciones de sabores que se complementan muy bien con las semillas de girasol?

En preparaciones saladas, se mezclan bien con hierbas frescas como albahaca, cilantro o romero. En recetas dulces, las semillas de girasol combinan bien con ingredientes como miel, canela o incluso chocolate oscuro, ofreciendo una experiencia equilibrada de sabor.