Técnicas Culinarias

Guía para hacer puré de berenjena

Saborea el Mediterráneo con el puré de berenjena

Puré de berenjena esparcido en pan tajado

Aprende a preparar un cremoso y delicioso puré de berenjena.

La berenjena es uno de esos vegetales que, al probarlos, se convierten en imprescindibles en la cocina. Su versatilidad y su sabor único permiten crear platos exquisitos y sorprendentes. En esta ocasión, vamos a explorar con Recetas Nestlé® el puré de berenjena, una preparación sencilla pero llena de sabor que te conquistará. Si quieres subir tu nivel culinario o ampliar tu repertorio de recetas para sorprender a tu familia y amigos, ¡sigue leyendo!  

 

QUÉ ES EL PURÉ DE BERENJENA 

El puré de berenjena es una receta sencilla y deliciosa que se obtiene al cocinar y triturar las berenjenas hasta obtener una textura suave y cremosa. Es una preparación deliciosa que puede servirse como guarnición, dip o incluso como base para otros platos más elaborados. Su sabor es suave, ligeramente ahumado, y puede realzarse con la adición de diversos condimentos y especias.  
 

ORIGEN DEL PURÉ DE BERENJENA 

La historia del puré de berenjena se remonta a miles de años atrás, con sus orígenes en el Medio Oriente. Se cree que su consumo data de la época de los antiguos egipcios, quienes apreciaban las propiedades nutricionales de la berenjena. Con el paso del tiempo, el plato se extendió por toda la región, ganando popularidad en países como Líbano, Siria, Grecia y Turquía. 
 

TIPOS DE PURÉ DE BERENJENA 

En la región conocemos el puré de berenjena como un simple puré, pero también es probable que en otros lugares lo encuentres con otros nombres como es el Baba Ganoush o el Mutabel, dos preparaciones que tienen un ingrediente en común, el puré de berenjenas. 

  • Baba Ganoush: Es un plato típico de Oriente Medio que combina el delicioso sabor del tahini con el de berenjenas asadas. La baba ganoush se caracteriza por su sabor ahumado y untuoso, similar al hummus, pero hecho con berenjenas. Estas se asan a fuego lento hasta quedar tiernas y caramelizadas, liberando un aroma irresistible. Luego, se trituran con tahini, ajo, limón y especias 

    Baba ganoush, puré de berenjena de Oriente Medio

  • Mutabel: Es un plato tradicional de la comida siria y libanesa, que consiste en un puré de berenjenas asadas mezclado con sal, pimienta, ajo, aceite de oliva, tahini y comino. Muchos consideran que es la versión más condimentada del Baba Ganoush y que el mutabel tiene una textura más cremosa y ligera. 

Si eres un amante del puré, haz clic aquí y descubre 10 creativas y deliciosas formas de hacer puré. 
 

PREPARACIÓN DEL PURÉ DE BERENJENA 

Al igual que los otros tipos de purés, el de berenjena es sumamente sencillo. A continuación, te contamos los pasos básicos para que no mueras en el intento.  

  • Selección de berenjenas: Es crucial elegir berenjenas y de buena calidad para un puré delicioso. Para esto busca berenjenas firmes, de piel brillante y sin manchas. Las berenjenas jóvenes suelen tener menos semillas y un sabor más suave.  
  • Preparación de los ingredientes: Lava bien las berenjenas y córtalas por la mitad. Pela y pica el ajo. Prepara el jugo de limón fresco y ten a la mano el aceite de oliva, sal y pimienta.  

    Tazón con puré de berenjena y pan pita

  • Método de cocción: La forma más común de cocinar las berenjenas para el puré es asarlas. Precalienta el horno a 200°C, coloca las berenjenas con el lado cortado hacia abajo, y ásalas hasta que estén tiernas y la piel se haya oscurecido, aproximadamente 30-40 minutos.  
  • Retira la pulpa: Una vez asadas, deja enfriar las berenjenas un poco. Luego, con ayuda de una cuchara, retira la pulpa de la piel. 
  • Triturar la berenjena: Coloca la pulpa en un procesador de alimentos o licuadora, junto con el ajo, el juego de limón, el aceite de oliva, sal y pimienta. Procesa hasta obtener una textura suave y cremosa. Ajusta la sazón a tu gusto.  

Recetas con berenjena

 

USOS CULINARIOS DEL PURÉ DE BERENJENA 

Si te encanta hacer puré, no dudes en hacer uno de berenjena y sorprender a todos con diferentes recetas. Inspírate con estos delicios usos del puré de berenjena. 

  • Acompañamiento: El puré de berenjena es un excelente acompañamiento para carnes asadas, pescados y otros platos fuertes. Su sabor suave y cremoso complementa perfectamente a estos alimentos.  
  • En ensaladas: Puedes usar el puré de berenjena como base para ensaladas, añadiendo vegetales frescos, legumbres y granos para crear una ensalada nutritiva y cremosa. 
  • Dip: Sirve el puré de berenjena con panes planos, tostadas o vegetales crudos como un dip balanceado y sabroso. Es perfecto para reuniones y aperitivos.  

Haz clic aquí y descubre cómo cocinar con berenjena

Puré de berenjena para untar en pan

VARIACIONES DEL PURÉ DE BERENJENA 

Más allá de los ingredientes que se incorporan en la baba ganoush o el mutabel, el puré de berenjena también permite explorar un sinfín de variaciones:  

  • Especias: Puedes incorporar especias como comino, pimentón ahumado o cilantro molido para darle un toque más oriental al puré. 
  • Yogurt: Un poco de yogurt griego o natural aportará frescura y una textura más ligera al puré. 
  • Vegetales: Agrega pimiento rojo asado, tomates secos o hummus para crear combinaciones de sabor únicas. 
  • Queso: Un poco de queso feta desmenuzado o queso parmesano rallado le dará un toque gourmet al puré. 

 

CONSEJOS AL HACER PURÉ DE BERENJENA 

Hacer puré es relativamente sencillo y parte casi siempre del mismo principio, pero en ocasiones unos simples consejos no están de más tenerlos en cuenta. 

  • Cómo evitar el sabor amargo: No podemos negar que la berenjena además de su versatilidad también se caracteriza por que algunas pueden tener un sabor ligeramente amargo. Para evitar esto, cuando las berenjenas estén cortadas a la mitad, espolvorear un poco de sal y dejarlas reposar durante unos 30 minutos. Luego, las enjuagas, las secas bien y ya puedes cocinar con ellas.  
  • Conservación del puré: Una vez preparaste tu puré y lo usaste en algunas recetas, pero te sobró un poco, el puré de berenjenas se conserva bien en el refrigerador durante unos 3-4 días. Asegúrate de guardarlo en un recipiente hermético. También puedes congelarlo por hasta 3 meses para tener una opción rápida y balanceada disponible en todo momento. 

Aplica estos consejos y anímate a preparar un delicioso puré de berenjena para sorprender a todos en casa. Si quieres ampliar tu repertorio de recetas regístrate en Recetas Nestlé® y encuentras una gran variedad de opciones para toda ocasión.  

 

FUENTES: 

https://lacocinadefrabisa.lavozdegalicia.es/mutabbel-o-baba-ghanoush-pure-o-hummus-de-berenjenas/  

https://www.cocinista.es/web/es/recetas/cocina-internacional/africa-y-oriente-medio/baba-ganoush.html  

https://danzadefogones.com/baba-ganoush/  

Preguntas frecuentes

¿Hervir o asar las berenjenas? ¿Qué método es mejor para preparar un puré delicioso?

Tanto hervir como asar las berenjenas son métodos viables para preparar un puré delicioso. Sin embargo, a diferencia de como se hace otros purés, en el de berenjena asarlas es generalmente mejor para un puré delicioso, ya que intensifica su sabor y añade un toque ahumado. Además, ayuda a eliminar el exceso de humedad, resultando en un puré más concentrado. 

Los tratamientos térmicos como el método de asado no solo nos permiten obtener sabores y textura, sino que también nos ayuda a inactivar bacterias y microorganismos que podrían estar presentes y causarnos malestares.  

¿Puedo congelar berenjenas asadas para usarlas en puré más tarde?

Sí, puedes congelar berenjenas asadas para usarlas en puré más tarde. Simplemente deja que las berenjenas asadas se enfríen completamente, luego retírales la piel y triturarlas. Colócalas en bolsas de congelación y congélalas hasta por 3 meses. Para usarlas, descongélalas en el refrigerador durante la noche o en el microondas a temperatura baja.  

Como puedes ver el proceso de congelación nos ayuda a conservar de manera adecuada las berenjenas, ya sea para consumir en unos días o en un par de meses, estos tratamientos retardan o inactivan respectivamente el crecimiento de microorganismos. Esto hace que el alimento dure más tiempo, sin perder su calidad y propiedades nutricionales.