Ingredientes

El secreto de la cocina italiana es la sémola de trigo

La sémola de trigo es el verdadero secreto de la cocina italiana, descubre por qué.

Lorem ipsum

Conviértete en un experto en hacer pasta, pizza y pan teniendo como ingrediente principal la sémola de trigo.

Sémola o semolina es quizá de esos términos sofisticados que escuchamos ya sea porque es el nombre de un restaurante italiano o se encuentra como ingrediente en diferentes menús o simplemente no te sea familiar el término y este sea tu primer acercamiento. Lo cierto es que es un ingrediente bastante común sobre todo entre quienes tienen cierto conocimiento en pastas o en panadería.

La sémola se obtiene tras la molienda del trigo duro, separando la mayor parte del salvado y del germen en forma de harina gruesa ofreciendo tres grados de grosor, fino, medio o grueso. Si quieres conocer más sobre la sémola de trigo y las diferentes variedades que hay, en Recetas Nestlé® te invitamos a que continúes leyendo y aprendas a incluirla en tus preparaciones y en tus conversaciones para que todos piensen que eres un verdadero experto en el tema.

SÉMOLA DE TRIGO

El término sémola es italiano y proviene del latín “simila” que significa flor de harina, la sémola es un tipo de harina hecha de trigo duro, la cual tiene una apariencia y textura más gruesa que la harina común, es de un color oscuro llegando a ser casi amarilla o dorada dependiendo las variedades y con un aroma más terroso.

Qué es la sémola de trigo

La sémola pertenece al grupo de los granos y harinas siendo un alimento rico en vitamina K y con una alta cantidad de carbohidratos. También tiene un alto contenido de gluten lo que significa que es la harina adecuada para hacer pastas, pan y demás productos horneados. Se presenta en distintos grosores de grano denominándose a la molienda extrafina semolina y a los tamaños más gruesos sémola encontrando sémola fina, media y granulada. Estas medidas dependerán de su posterior uso, siendo las más finas las utilizadas para la elaboración de pastas, pan o masa de pizza, las medianas para elaborar cuscús y las más gruesas para consumir como pasta pequeña en sopas.

CÓMO PREPAR LA LA SÉMOLA

La sémola de trigo se utiliza para la elaboración de una gran variedad de platos, por eso acá te contamos cómo incluir la sémola en tus preparaciones. Si no tienes experiencia con este ingrediente, no te preocupes, ya que se usa de manera similar a cualquier otro tipo de harina donde se combina con ingredientes húmedos y a veces, con otros ingredientes secos.

  • Si deseas emplear la sémola en una preparación como una papilla, las medidas de agua y sémola deben ser las mismas.
  1. Pon a calentar el agua y cuando esté a punto de hervir añádele una pizca de sal y un chorrito de aceite.
  2. Cuando empiece a hervir retíralo del fuego e incorpora la sémola.
  3. Cómo preparar la sémola de trigo
  4. Con un tenedor o una cuchara lo remueves para que se mezcle bien
  5. Déjalo reposar durante unos 3 minutos, tapado con una toalla limpia o papel film.
  6. Pasado el tiempo, destapas la mezcla, agregas un poco de mantequilla y vuelves a remover la mezcla con movimientos suaves para que el grano quede suelto.

USOS DE LA SÉMOLA

La sémola al ser rica en gluten y una proteína que proporciona estructura a muchos tipos de pan, pasta y productos horneados siendo estos sus usos principales en la cocina.

  • PAN: La receta del pan de sémola es originario del sur de Italia, conocido como “pane di semola” o también nombrado popularmente como “pane pugliese” por eso quienes están incursionando en el mundo de la panadería y quieren convertirse en expertos en hacer pan casero desde cero, la sémola de trigo duro es el ingrediente que se debe usar.

    Hacer pan con sémola de trigo nos brinda un excelente producto horneado con un sabor y aroma delicado, sin olvidar la miga tierna y esponjosa que es un verdadero placer en cada mordida.

  • PASTA: La sémola es muy utilizada en Italia ya que uno de sus usos más comunes es para hacer pasta desde cero. La sémola de trigo tiene un alto contenido en proteínas, alrededor de 12-15% que, al amasarse, produce gluten. Este gluten es el encargado de crear una masa elástica, menos pegajosa y que no se desarme manteniendo su forma mientras se cocina, como es el caso de mantener la forma de tornillo del fusilli, el agujero en el bucatini o las definidas líneas en el rigatoni.
  • Usos de la sémola de trigo
  • PIZZA: Otra especialidad italiana es la pizza donde además de ingredientes de primera calidad, la masa es el elemento estrella y el indicador de éxito o fracaso de una pizza. La masa de una pizza debe ser manejable, elástica y después de su horneado quede con un borde crujiente, por eso el secreto mejor guardado de los italianos a la hora de hacer masa de pizza es incluir un poco de sémola o semolina a la mezcla de harina, levadura y agua, teniendo como resultado un producto con un sabor más auténtico a la pizza italiana.
  • PORRIDGE: El porridge es una receta inglesa la cual es una papilla cremosa y ligeramente espesa hecha con semolina la cual suele consumirse a la hora del desayuno, por su textura cremosa y consistente también suele llamarse como pudín de sémola. Esta receta de papilla de sémola también es muy popular en la India donde se le conoce con el nombre de “papilla de sooji”

TIPS DE USO DE LA SÉMOLA

Si es tu primera vez con este ingrediente, aquí te compartimos unos cuantos tips del uso de la sémola en la cocina. Anímate a cocinar con sémola de trigo y crea increíbles platos con ella.

  • En productos horneados agrega unas cuantas cucharaditas a la mezcla de ingredientes y de este modo tendrás una textura crujiente.
  • Si deseas utilizar la sémola como base para un pudín en la mañana, un cereal caliente o simplemente para la hora del postre, mezclar la sémola con leche hirviendo, miel y unas cuantas gotas de extracto de vainilla.
  • La sémola es un sustituto de la harina normal, por eso úsala para espesar guisos, sopas o salsas.
  • Utiliza la sémola en otros productos que cocines al horno, por ejemplo, espolvorea sobre las papas, berenjenas y calabazas y cuando salgan del horno quedarán con una deliciosa textura crujiente.

ALMACENAMIENTO DE LA SÉMOLA

Diferente a lo que la mayoría de las personas creerían que las harinas tienen una vida útil larga, no pasa lo mismo con la sémola de trigo. Debido al alto contenido de proteínas, la sémola tiene una vida de almacenamiento relativamente corta y aún más cuando su empaque ya ha sido abierto. Se aconseja almacenarla en un lugar fresco y oscuro y después de abierta consumirla en el menor tiempo posible ya que se deteriora rápidamente y puede volverse rancia, por lo que es mejor guardarla en el refrigerador en un recipiente hermético.

TIPOS DE SÉMOLA

La sémola, aunque proviene principalmente del trigo, también se puede encontrar de otros cereales como el arroz, avena, centeno o maíz.

Tipos de sémola
  • SÉMOLA DE ARROZ: La sémola de arroz es un alimento procedente de la molienda del grano de arroz maduro el cual es apto para personas celíacas. Su uso está destinado para la elaboración de platos dulces y salados como sopas, papillas, cremas, purés y tortas.
  • SÉMOLA DE AVENA: La sémola de avena es utilizada para la elaboración de sopas de leche, postres y espesar preparaciones líquidas. En recetas saladas se puede agregar a albóndigas, carnes y todo tipo de rellenos, aunque por su sabor es el ingrediente ideal para consumirlo en el mundo del dulce con postres a base de leche y acompañado con frutas.
  • SÉMOLA DE MAÍZ: La sémola de maíz se obtiene moliendo el grano de maíz duro con un alto contenido de gluten. El plato más popular con la sémola de maíz es la polenta, una preparación originaria de Italia de sémola de con agua caliente y sal la cual es muy popular en Argentina, Brasil, Chile y Uruguay. Es una receta que ofrece un gran aporte nutritivo por su contenido en fibra, fósforo, magnesio y antioxidantes. La polenta es muy versátil al ofrecer múltiples opciones de preparaciones con ella, ya sea en polenta frita, para crear bases, acompañamiento de comidas e incluso para elaborar postres.