Recetas Caseras

Aprende a preparar 10 postres con maracuyá 

Descubre cómo cocinar mousses, cheesecakes, helados y cupcakes de maracuyá desde casa.

Postre de cheesecake con maracuyá

Aprovecha la acidez y la frescura de esta fruta en tus dulces favoritos

Cuando pensamos en frescura y acidez es inevitable imaginar otra fruta que no sea el maracuyá, una de las insignias tropicales de América Latina. Es común encontrar su vibrante sabor en jugos y smoothies, aunque también se puede utilizar en salsas, vinagretas y algunas infusiones. De todos modos, hoy nos atañe hablar sobre la presencia del maracuyá en postres y dulces, donde también brilla por los contrastes y las características únicas que aporta, tanto en el sabor como en la presentación.  

Sigue leyendo y aprende cuáles son los tipos de maracuyá que existen, cómo preparar esta deliciosa fruta para diferentes postres y cómo aprovechar sus semillas en el emplatado y la decoración final de tus platos. 

TIPOS DE MARACUYÁ Y SUS CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES  

Abrir un maracuyá es toda una experiencia sensorial, porque te encuentras con pequeñas semillas negras rodeadas de olores, colores y sabores muy únicos. Sin embargo, existen diferentes tipos de maracuyá y cada una cuenta con características distintas.  

Las siguientes son las especies más comunes de maracuyá que encontrarás en los supermercados y las ventas locales más cercanas a ti:  

  • Maracuyá amarillo: su piel es amarilla y es una de las más grandes que puedes encontrar. Esta es la especie más común y la más conocida a nivel mundial.  
  • Maracuyá púrpura: su piel es de color púrpura y es más redonda y pequeña que la tradicional. La pulpa también es amarilla, pero tiene unas notas un poco más aromáticas y agridulces.  
  • Chulupa o gulupa: su piel es de color verde amarillento o rojiza y tiene más semillas que las demás especies.  
  • Granadilla dulce: también conocida como granadilla china, su piel es amarilla y naranja con pequeñas manchas blancas cuando se madura. Por lo general, es más dulce y aromática. Su nivel de ácido es bajo. 
 Maracuyá púrpura abierta en fondo blanco
  • Parcha de guinea o granadilla gigante: la más grande de todos los maracuyás (puede alcanzar los 26 cm), su piel es amarilla y verde y su pulpa suele ser jugosa y esponjosa.  
  • Maracuyá plátano: su nombre viene de su forma ovalada y alargada, su piel es amarilla y roja y su sabor suele ser parecido al del maracuyá tradicional.  

Conoce cómo desinfectar frutas y verduras de la manera más adecuada. Recuerda que antes de cocinar o de consumir cualquier tipo de fruta debes lavarla y quitarle las impurezas.  

TOP 10 RECETAS DE POSTRES CON MARACUYÁ 

El gran encanto del maracuyá radica en su grado de acidez, porque permite darles un equilibrio a las preparaciones dulces, contrarrestando la dulzura y ofreciendo una nota más cítrica al plato. Esa dosis de acidez rompe con los sabores tradicionales y se puede aprovechar de muchas formas creativas e innovadoras.  

Conoce las 10 recetas de postres con maracuyá más conocidas y que puedes preparar desde casa sin ningún problema.  

  • Pie de maracuyá: con una base de galleta y el delicioso sabor de la leche condensada LA LECHERA®, puedes sorprender a tus seres queridos con un postre refrescante y con diferentes texturas. Puedes añadirle un poco de ralladura de limón para resaltar los sabores cítricos. Sirve con crema batida y semillas de maracuyá frescas para decorar.  
  • Mousse de maracuyá: el mousse es uno de los postres más tradicionales de la cocina francesa y se suele preparar con chocolate, pero una variación muy conocida es la frutal. Asegúrate de batir las claras de huevo a punto de nieve para lograr una textura esponjosa.  
  • Cheesecake de maracuyá: el queso crema, el azúcar, la galleta triturada y el maracuyá siempre irán bien juntos. Procura mezclar la pulpa de la fruta con el queso crema para obtener una textura suave y un sabor equilibrado.  
  • Helado de maracuyá: el helado siempre va a caer bien después de cualquier almuerzo o cena, o para cualquier momento del día. En esta preparación, el maracuyá le da un sabor intenso y refrescante, perfecto para días calurosos.  
  • Carlota de maracuyá: saborear la pulpa de la fruta en un postre es un deleite y con la carlota de maracuyá puedes saciar este gusto. Disfruta el contraste de sabores con las capas de galleta y el sabor frutal de este delicioso postre. Puedes decorar con crema chantilly y semillas de maracuyá.  
  • Panna cotta de maracuyá: la panna cotta es el postre blando por excelencia, un plato típico de la gastronomía italiana. La salsa de frutas queda muy bien con la crema de leche y la gelatina sin sabor. Un consejo: deja reposar la panna cotta en el refrigerador durante al menos cuatro horas para que cuaje de manera adecuada. Sirve con pulpa de maracuyá y un par de hojas de menta en cada vaso.  
 Crema de maracuyá en vaso
  • Cupcakes de maracuyá: esponjoso, delicioso y perfecto para acompañar con un vaso de leche. Si quieres, puedes rellenar los cupcakes con un poco de pulpa de maracuyá para darles un toque más jugoso. Puedes decorar con un poco de crema chantilly y semillas de maracuyá.  
  • Batido de maracuyá con mango: esta receta te permite refrescarte a cualquier hora del día con un sabor natural y la combinación perfecta entre mango y maracuyá. Es ideal para los amantes de los sabores tropicales.  
  • Trufas de maracuyá: ¿antojo de chocolate blanco? La fruta de la pasión también va muy bien con este tipo de chocolate. Antes de formar las bolitas, asegúrate de enfriar la mezcla. Puedes decorar con ralladura de coco o polvo de cacao.  
  • Mojito de maracuyá sin alcohol: un coctel que combina los sabores más refrescantes de la fruta con la acidez del limón y las notas aromáticas de la menta. Entre más frescos sean los maracuyás que utilices, más rico quedará el mojito.  

Descubre los diferentes usos de la compota de frutas en tu cocina y en tus platos favoritos.  

OTRAS RECETAS DULCES CON FRUTAS:

Cómo aprovechar las semillas de maracuyá para emplatar 

Las semillas del maracuyá no solo son comestibles, sino que también se pueden usar como parte de la decoración de un plato y darle un toque visual más atractivo e interesante a los postres. Aquí te damos algunos ejemplos de cómo puedes aprovechar las semillas:  

  • Esparcir en el plato: una forma sencilla de utilizar las semillas de maracuyá es simplemente esparcirlas sobre la superficie de los postres. Puedes espolvorear sobre tartas, pasteles, helados o mousses para agregar un toque crujiente.  
  • Coronar tortas y pasteles: colocar algunas semillas de maracuyá en la parte superior de estas preparaciones es ideal en la decoración. Las puedes poner en los bordes o en el centro para resaltar su sabor.  
vPedazo de tarta de maracuyá
  • Relleno: si vas a utilizar la pulpa de maracuyá como relleno de tus postres, puedes dejar algunas semillas en su interior. No solo le dará otra textura, sino que acentuará el sabor ácido y distintivo de la fruta.  
  • Mezclar con coberturas: si utilizarás una especie de glaseado o crema en tus postres, puedes incorporar las semillas de maracuyá.  
  • Formas decorativas: la última manera de aprovechar las semillas de maracuyá es haciendo diseños creativos en tus postres. Puedes crear un espiral con las semillas, caras felices o números, en caso de un cumpleaños.  

Deleita y sorprende a toda tu familia aprendiendo a hacer mermelada casera.  

 

FUENTES: