Tips para tu vida diaria

 Mitos y verdades de los alimentos congelados

Te explicamos los mitos y verdades que rodean a los alimentos congelados.

Mujer en supermercado en sección de alimentos congelados

Desmitifica algunos rumores acerca de los alimentos congelados y aprende a aprovecharlos para optimizar tu tiempo en la cocina.  

Sabemos lo privilegiados que somos al vivir en una región que nos brinda acceso a una amplia gama de alimentos frescos de calidad, disponibles prácticamente todo el año con los que podemos darle variedad a nuestro menú. Es por esta razón que siempre optamos por comprar y llevar a casa ingredientes frescos, ya que tenemos la creencia de que los productos frescos superan en calidad a los alimentos congelados.  

Sin embargo, a pesar de las dudas que puedan surgir en torno a los alimentos congelados, la realidad es que nuestro acelerado mundo actual y el estilo de vida que llevamos, nos llevan en ocasiones a elegir este tipo de ingredientes debido a su practicidad, rapidez, disponibilidad o simplemente para evitar el desperdicio de alimentos en casa.   

Acompáñanos y conoce con Recetas Nestlé® las ventajas de los alimentos congelados, resuelve algunas dudas y aclara algunos mitos y verdades. Además, te proporcionaremos consejos útiles para comprar y conservar estos alimentos en casa. ¡Sigue leyendo y descubre más! 

¿QUÉ ES UN ALIMENTO CONGELADO? 

La congelación es un proceso que, mediante bajas temperaturas, transforma el líquido contenido en un alimento en estado sólido, de esta forma detiene la actividad bacteriológica y enzimática que causa la descomposición de los alimentos. Esta técnica es una manera eficaz de conservar los alimentos con la que garantizamos la seguridad alimentaria y la calidad de lo que llevamos a la mesa, evitando correr el riesgo de servir alimentos en mal estado. 

Mujer guardando alimentos congelados en casa

Este proceso puede llevarse a cabo tanto a nivel doméstico como a nivel industrial. En la última opción, encontramos en el supermercado ingredientes como pescados, mariscos, pollos, frutas y verduras, las cuales nos permiten llevarlas a casa y tener productos siempre disponibles y listos para usar en nuestras recetas.  

MITOS Y VERDADES DE LOS ALIMENTOS CONGELADOS 

Alrededor de los alimentos congelados aún persisten numerosas falsas creencias que desacreditan a los alimentos congelados como una gran elección al momento de comprar lo cual conduce a que muchos desconozcamos varias de las ventajas que poseen en comparación con las opciones frescas. Sigue leyendo y conoce algunos de los mitos y verdades que existen en torno a los alimentos congelados.  

  • Verdades de los alimentos congelados 

Descubre por qué los alimentos congelados son una opción práctica y conveniente para tus comidas diarias. A continuación, te contamos las verdades detrás de los alimentos congelados.  

  • Ahorran tiempo: Cuando compras en el supermercado alimentos congelados como pescados, frutas y verduras, estos llegan a tu hogar listos para ser utilizados en las recetas. Las proteínas por lo general vienen fileteadas y porcionadas, mientras que las verduras ya están peladas y cortadas. Esta conveniencia te ayudará a tener en casa ingredientes listos para consumir y lo más importante ahorrar tiempo al cocinar.  

 

  • Menos espacio: Almacenar los alimentos congelados en bolsas resellables o recipientes apilables, te ayudará a optimizar el espacio en el congelador. Esto resulta especialmente útil si tu refrigerador tiene una capacidad limitada, ya que en el congelador no es necesario dejar espacio adicional para la circulación del aire, a diferencia del refrigerador que sí es primordial para la conservación de los alimentos.   
Recipiente para conservar alimentos congelados en casa
  • Evita el desperdicio de alimentos: La congelación, al detener la actividad bacteriana, permite conservar los alimentos por largos periodos de tiempo en comparación a los ingredientes frescos. Este proceso permite el transporte seguro de alimentos desde su lugar de almacenamiento hasta el punto de venta, y finalmente, hasta llegar a nuestra casa. Esto es en realidad útil especialmente en el caso de los pescados y mariscos que provienen de lugares distantes, a veces incluso viajando entre países.  

RECETAS RECOMENDADAS CON ALIMENTOS CONGELADOS

  • Mitos de los alimentos congelados 

En la sección de alimentos congelados, nos encontramos con una amplia variedad, algunos más balanceados que otros. Sin embargo, no todos son malos para nuestro consumo, por eso en este artículo vamos a desmitificar algunos de los conceptos erróneos que suelen rondar en torno a los alimentos congelados.   

  • Conservar en empaque original: Existe una creencia errónea en pensar que todos los alimentos que almacenamos en el congelador se conservarán mejor si permanecen en su empaque original. Esto resulta útil en alimentos que ya vienen congelados desde el supermercado, pero no aplica para aquellos que compras refrigerados, ya que algunos empaques suelen ser permeables al aire o las bandejas tienen líquidos que pueden perjudicar la conservación.   

 

  • No todos los alimentos se pueden congelar: Aunque la congelación es un proceso útil para la conservación de alimentos, no todos los ingredientes pueden ser almacenados a bajas temperaturas debido a su composición y características. Es por esto que debes conocer la estructura de cada alimento y determinar cuáles verduras, productos lácteos y aquellos con un alto contenido de almidón son los que permiten este tipo de conservación.  

Entre los alimentos que no se recomiendan congelar están: la lechuga, huevos, aguacate, tomate, arroz, pasta y papa cocida y salsas hechas a base de mayonesa. 

Huevos, alimentos que no se pueden congelar
  • Los congelados no caducan: Esto es totalmente falso, es importante aclarar que tanto los alimentos congelados que compramos en el supermercado como los frescos que guardamos de esta forma en casa tienen una fecha de caducidad. Aunque las bajas temperaturas prolongan su frescura e inactivan el crecimiento de microorganismo en comparación con los productos frescos, no lo hacen de forma indefinida. Con el tiempo algunos alimentos pueden perder la calidad, textura y sabor, e incluso comenzarán a deteriorarse si se exceden de su fecha de caducidad.  

 

  • Alimentos congelados pierden sus nutrientes: Un estudio llevado a cabo y publicado en el Journal of Food Composition and Analysis(junio, 2017) comparó los nutrientes presentes en ingredientes frescos y congelados, concluyendo que no se encontraron diferencias significativas entre ambos.   

CONSEJOS Y TIPS CON LOS ALIMENTOS CONGELADOS 

Al ser un proceso tan importante para conservar nuestros alimentos y permitirnos consumirlos en el mejor estado posible, es importante aplicar los siguientes tips para evitar pasar un mal momento en la mesa.  

  • Al elegir alimentos congelados en el supermercado, la mayoría de estos vienen en empaques transparentes que permiten ver su contenido, verifica que en su interior no tenga líquido ni cristales de hielo grandes. Eso indica que han mantenido una correcta cadena de frío y que no se han descongelado y harán que estén en la condición óptima para su consumo.   

 

  • Cuando compres alimentos como pescados, mariscos y otras carnes congeladas, es recomendable optar por aquellas que se venden empacadas al vacío.  
Mujer en congelador de supermercado eligiendo alimentos
  • Por otro lado, si has comprado ingredientes frescos y te das cuenta de que no los vas a consumir en los próximos días, y prefieres congelarlos en casa para evitar desecharlas, en el caso de las verduras, recuerda blanquearlas primero. Este pequeño paso te permitirá utilizarlas en las recetas sin ningún inconveniente. 

 

  • Etiqueta las bolsas o recipientes herméticos con el fin de recordar la fecha de compra o de caducidad y sigue la regla de “primero en entrar, primero en salir”. Esto te ayudará a evitar olvidar alimentos en el último rincón del congelador que luego terminan siendo desperdiciados.   

 

  • Cuando se descongela la proteína, recuerda que no debes volverla a congelar, úsala toda, no se recomienda volver a congelar las carnes ya descongeladas, ya que en el proceso de congelación puede que se hayan podido desarrollar o multiplicar más microbios peligrosos que pueden perjudicar la calidad y la seguridad de las proteínas.  

Te invitamos a que hagas clic aquí y conozcas cómo congelar y descongelar carne.  

Aplica estos sencillos consejos para que, la próxima vez que vayas de compras, no pases por alto el pasillo de alimentos congelados. Aprende a realizar compras inteligentes mediante la lectura de etiquetas y sacar un mayor provecho a este método de conservación para crear platos deliciosos y lo mejor de todo, ahorrando tiempo en la cocina.   

Regístrate en Recetas Nestlé® y descubre más consejos para almacenar y conservar tus alimentos en casa sin comprometer la seguridad alimentaria. Encuentra tips adicionales para hacer de la cocina un lugar más delicioso y libre de riesgos.  

 

FUENTES: 

https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0889157517300418  

https://delidoor.com.au/blogs/delidoor-blog/4-frozen-food-myths-and-the-truth-behind-them  

https://egseguridadalimentaria.com/conceptos-basicos-de-la-congelacion-y-descongelacion-de-alimentos/#page-content  

https://www.intarcon.com/congelacion-de-alimentos/  

https://www.allrecipes.com/article/frozen-food-myths/  

https://www.lavanguardia.com/comer/tendencias/20200226/473740749368/alimentos-congelados-mitos-y-verdades-todo-lo-que-no-sabias.html