Recetas Caseras

Conoce las salsas verdes del mundo

Aprende de la preparación y la sazón de las salsas verdes más populares: pesto, chimichurri, guacamole y más.

Salsa verde y sus ingredientes en un recipiente blanco

Pesto, chimichurri, guacamole, chutney y otras salsas verdes populares en la cocina

Uno de los gustos más universales en el mundo de la gastronomía son las salsas verdes. Aunque varían dependiendo de la cultura y la forma de su preparación, su sabor suele ser fresco y herbáceo, permitiendo una gran gama de posibilidades en los platos salados.  

Las usamos en las carnes, en las ensaladas, en las pastas y en cientos de acompañamientos, y no podíamos dejar desapercibida su popularidad. Ahora las salsas verdes tienen este espacio de homenaje de parte de Recetas Nestlé.  

Aquí aprenderán cuáles son las salsas verdes más reconocidas en el mundo, algunos consejos para su preparación y un paso a paso para conservarlas de manera adecuada. Acompáñanos en un viaje verde junto a tus verduras y tus especias favoritas. Nunca es tarde para aprender cómo preparar las salsas verdes que hacen nuestras comidas más frescas y deliciosas.  

UN COLOR VIVO EN HONOR A SUS INGREDIENTESS 

Todo ingrediente natural cuenta con pigmentos naturales a los que se deben los colores vivos en nuestros platillos. Cuando hablamos de salsas verdes nos tenemos que referir a la clorofila, un pigmento muy común en las verduras, las frutas y las hierbas con las que cocinamos a diario.  

Pensar en salsas verdes nos remite a algunos de los siguientes ingredientes:  

  • Cilantro 
  • Perejil 
  • Albahaca  
  • Chiles (Jalapeño) 
  • Aguacate 
  • Menta 
  • Espinaca 

Una gran parte de los elementos anteriormente mencionados son vitales para la preparación de salsas verdes. Gracias a la combinación y al balance de estas comidas, podemos disfrutar de notas herbales, aromáticas, picantes y cítricas que les dan ese sabor distintivo a las salsas verdes.  

Te contamos 10 salsas para carnes que deberías conocer.  

SALSAS VERDES MÁS RECONOCIDAS EN TODO EL MUNDO 

Como ya les comentamos, las salsas verdes tienen sabores y texturas muy diversas, y eso se debe en gran parte a que la inmensa cantidad de culturas que las han preparado por décadas en sus cocinas.  

Para darles un espectro general de cuáles son las salsas verdes más famosas alrededor del mundo, creamos esta lista donde las pueden conocer y preparar a su gusto.  

  • Chimichurri: una salsa originaria de Argentina y Uruguay, conocida por su sabor vibrante y herbáceo. Está compuesto principalmente de perejil fresco, ajo, vinagre, aceite de oliva, y puede contener ingredientes adicionales como orégano, ají molido y limón. El chimichurri se utiliza comúnmente como acompañamiento para carnes asadas, como el churrasco argentino, y también se puede servir con empanadas, choripanes y otras comidas a la parrilla.  
Chimichurri y salsa verde con churrasco
  • Guacamole: una salsa icónica de la cocina mexicana, conocida por su textura cremosa y su suave sabor. Está hecho principalmente de aguacate, cilantro, cebolla, chiles, tomate, jugo de limón y sal. El guacamole tiene un sabor equilibrado, combinando la cremosidad del aguacate con la frescura del cilantro y la acidez del limón. Se utiliza comúnmente como dip para nachos, tacos, quesadillas y otros antojitos mexicanos. También se puede utilizar como aderezo para ensaladas o como acompañamiento para carnes y mariscos.  
  • Chutney verde: una salsa condimentada y picante originaria de la India. Tiene un sabor vibrante y complejo, con notas de hierbas frescas, especias y un toque de acidez. Los ingredientes comunes incluyen cilantro, menta, chiles verdes, lima, comino, jengibre, ajo y sal. El chutney verde se utiliza ampliamente como acompañamiento en la cocina india, especialmente para platos como samosas, pakoras y kebabs. También se puede servir como salsa para biryanis y otras preparaciones de arroz.  
  • Shermula: una salsa verde tradicional de Marruecos. Tiene una base de cilantro y perejil frescos, con notas de ajo, limón, comino y pimentón. La shermula tiene un sabor herbáceo y especiado, con un toque de acidez y dulzor. Se utiliza como marinada para carnes y pescados, especialmente para el famoso tajín marroquí. También se puede servir como salsa de acompañamiento para platos a la parrilla o como aderezo para ensaladas.  
  • Zhoug: una salsa verde picante originaria del Medio Oriente, especialmente popular en Yemen e Israel. Tiene un sabor duradero y picante, y los ingredientes comunes incluyen cilantro, perejil, chiles verdes, ajo, comino, cilantro en polvo, cardamomo y limón. El zhoug se utiliza para condimentar una variedad de platos, como carnes a la parrilla, kebabs, falafel y shawarma. También se puede servir como aderezo para ensaladas o como salsa para mojar pan.  
  • Vinagreta de hierbas: una salsa versátil que se utiliza como aderezo para ensaladas y como condimento para una variedad de platos. Los ingredientes incluyen hierbas frescas como perejil, cilantro, albahaca o menta, junto con aceite, vinagre, mostaza, ajo y sal.. Se puede utilizar para realzar el sabor de ensaladas verdes, ensaladas de tomate, pescados, aves a la parrilla o vegetales asados.  
  • Pesto: una salsa originaria de Italia. La versión más común es el pesto genovés, que se hace con albahaca fresca, piñones, ajo, queso parmesano, aceite de oliva y sal. El pesto tiene un sabor equilibrado y fresco, con notas herbales intensas. Es ampliamente utilizado como salsa para pasta, especialmente en platos como la pasta al pesto. También puede ser utilizado como aderezo para ensaladas, untado en pan o como condimento para carnes y vegetales.  
Pasta y tomates cherry con salsa pesto

MÁS RECETAS CON SALSAS:

Consejos para la preparación de una salsa verde  

Si quieres preparar una salsa verde perfecta, aprende los siguientes consejos y disfruta su delicioso sabor:  

  • Utiliza ingredientes frescos: así podrás obtener el mejor sabor en tu salsa verde. Opta por hierbas frescas, chiles y limones muy frescos. 
  • Mezcla proporciones equilibradas: asegúrate de equilibrar los ingredientes en tu salsa verde para obtener una combinación de sabores armoniosa. Considera la cantidad de hierbas, chiles, cítricos, especias y otros ingredientes. 
  • Textura adecuada: la textura de la salsa verde puede variar según la receta y tus preferencias personales. Puedes hacerla más líquida agregando un poco de agua, aceite o jugo de limón adicional. Si prefieres una textura más espesa, reduce la cantidad de líquido y mezcla los ingredientes hasta obtener la consistencia deseada. 
  • Pruébala y ajusta: prueba tu salsa verde antes de servirla y realiza ajustes según sea necesario. Puedes agregar más sal, limón, especias u otros condimentos para resaltar los sabores. Recuerda que cada lote puede variar, por lo que confía en tu gusto y ajusta la receta según tus preferencias. 

Aprende a espesar una salsa con 7 técnicas diferentes. 

PASO A PASO PARA ALMACENAR Y CONSERVAR SALSAS VERDES 

Muchas veces desaprovechamos preparaciones y recetas ya cocinadas, porque no las almacenamos de manera adecuada. ¡Que eso no te pase con una deliciosa salsa verde! Sigue este paso a paso y podrás conservarla lo más fresca posible.  

1. Enfriar la salsa: antes de guardarla, es importante permitir que la salsa verde se enfríe por completo. El enfriamiento adecuado evitará el crecimiento de bacterias y ayudará a mantener la frescura de la salsa. 

2. Transferir a un recipiente hermético: transfiere la salsa verde a un recipiente hermético, preferiblemente de vidrio o plástico. Asegúrate de que el recipiente esté limpio y seco antes de verter la salsa. 

3. Eliminar el aire: para prolongar la vida útil de la salsa verde, es importante eliminar tanto aire como sea posible del recipiente. Esto ayudará a prevenir la oxidación y mantener el color y sabor frescos. Una forma de hacerlo es presionar suavemente la superficie de la salsa con una espátula o cuchara para liberar el aire atrapado antes de cerrar herméticamente el recipiente. 

Sándwich con salsa verde en un plato

4. Etiquetar y fechar: es recomendable etiquetar el recipiente con el nombre de la salsa y la fecha de preparación. Esto te ayudará a realizar un seguimiento de la frescura y saber cuánto tiempo ha pasado desde que se hizo la salsa verde. 

5. Almacenamiento en el refrigerador: coloca el recipiente con la salsa verde en el refrigerador. Asegúrate de ubicarlo en una parte donde la temperatura sea uniforme, preferiblemente en la zona más fría del refrigerador. 

6. Tiempo de conservación: La salsa verde casera generalmente se puede conservar en el refrigerador durante 3 a 5 días. Después de este tiempo, es recomendable desechar cualquier sobrante para evitar el riesgo de deterioro o intoxicación alimentaria.  

 

FUENTES:  

Preguntas frecuentes

¿Qué caracteriza a las salsas verdes y cuáles son sus ingredientes principales?

Estas se distinguen por su color vibrante, obtenido principalmente de ingredientes como jalapeños, culantro, perejil, aguacate y lima. Suelen tener un sabor fresco y picante.

¿Cuáles son algunas variedades de salsas verdes populares alrededor del mundo y cómo se utilizan?

Algunas variedades incluyen el chimichurri argentino, el pesto italiano, el chutney de mango indio y el guacamole. Se utilizan como acompañamiento para carnes, pescados, tacos, pastas y otras preparaciones culinarias.

¿Qué consejos se pueden seguir al preparar salsas verdes en casa?

Es importante ajustar la cantidad de ingredientes según el nivel de picante deseado y experimentar con diferentes combinaciones de hierbas y especias. Además, se pueden agregar otros alimentos como ajo, cebolla y jugo de limón para realzar su sabor.