Tips para tu vida diaria

Conexión con la naturaleza para un estilo de vida pleno

Conoce qué es la conexión con la naturaleza y cómo la puedes incluir en tu alimentación diaria.

Una mujer disfrutando de la conexión con la naturaleza

La conexión con la naturaleza es una faceta esencial para promover un estilo de vida plena y equilibrada. Al sumergirse en el entorno natural, se establece una relación armoniosa que impacta positivamente en el bienestar físico y mental.

La conexión con la naturaleza trasciende la mera presencia al aire libre; implica una interacción consciente y profunda con el entorno natural. Participar en actividades como pasear por el bosque o practicar la jardinería no solo brinda placer estético, sino que también genera beneficios significativos para el bienestar mental y físico.  

Estos actos conectan con las raíces más primigenias de la existencia humana, ofreciendo una pausa reparadora frente al estrés cotidiano y proporcionando un espacio para la reflexión y la renovación. La conexión con la naturaleza se revela, así como un sendero integral hacia el bienestar. 

¿Cuál es la importancia de conectarse con la naturaleza?  

La conexión con la naturaleza ejerce efectos profundos en el bienestar tanto físico como emocional. Investigaciones respaldan la idea de que dedicar tiempo al aire libre tiene impactos positivos, por ejemplo, la reducción de la presión arterial, la disminución del estrés y la mejora de la calidad del sueño.  

Además, la interacción con el entorno favorece una mentalidad positiva, aumenta la capacidad de concentración y proporciona una sensación general de bienestar. Estos beneficios destacan la importancia de incorporar la conexión con la naturaleza como un componente integral de un estilo de vida equilibrada.

Una mujer disfrutando de la conexión con la naturaleza mientras cultiva su comida

5 alimentos que nos permiten estar más cerca de la conexión con la naturaleza 

Incluir en tu alimentación comidas que nos conecten con la naturaleza es un paso hacia un estilo de vida más sostenible. En Recetas Nestlé® te presentamos cinco alimentos que permiten estar cerca de esta conexión: 

1. Aguacate 

El aguacate, más allá de ser un símbolo de abundancia natural, se revela como un tesoro de beneficios para el sistema cardiovascular. No solo es rico en grasas saludables, sino que también alberga una combinación única de nutrientes esenciales. Su textura cremosa y su sabor vibrante se fusionan armoniosamente, proporcionando una experiencia sensorial que conecta directamente con la naturaleza. 

Este fruto versátil no solo añade un toque delicioso a las comidas, sino que también se erige como un recordatorio de cómo la simplicidad y la frescura pueden converger para nutrir el cuerpo y el alma. 

Te puede interesar: Todo lo que debes saber sobre el aguacate. 

2. Manzanas 

Estas frutas icónicas no solo ofrecen un sabor delicioso, sino que también son portadoras de fibra, antioxidantes y una variedad de vitaminas. Al morder una manzana fresca, se despierta una conexión única con la tierra y la cosecha.  

Este acto sencillo se convierte en un recordatorio vívido de la esencia pura de la naturaleza, proporcionando no solo un placer a los sentidos sino también una experiencia que evoca la simplicidad y la autenticidad de los alimentos cultivados en la tierra.  

¡La manzana se convierte así en una puerta de entrada a la conexión con la naturaleza a través de la alimentación consciente! 

Recetas con manzanas

3. Frutos rojos 

Estos frutos, cargados de antioxidantes, no solo ofrecen una explosión de sabores vibrantes, sino que también representan la vitalidad natural. Al disfrutar de ellos, se establece una conexión directa con la esencia misma de la naturaleza, experimentando la riqueza de nutrientes que los productos frescos pueden brindar.  

Cada bocado es una celebración de la abundancia y la diversidad que nos ofrece la tierra, recordándonos la importancia de incorporar estos regalos naturales en nuestra alimentación diaria para mantener una conexión continua con la naturaleza.

Un platillo con frutos rojos para ayudar con la conexión con la naturaleza

4. Brócoli 

El brócoli, con su estructura fractal que imita patrones naturales, no solo es un tesoro de nutrición, sino que también establece una conexión simbólica con la armonía y la complejidad de la naturaleza. Rico en nutrientes como la vitamina C y el calcio, este vegetal verde representa la pureza y la vitalidad que fluyen directamente de la tierra.  

Al consumir brócoli, se experimenta la incorporación de la perfección geométrica de la naturaleza en nuestra alimentación, recordándonos que cada bocado contribuye a mantener esa conexión especial con la tierra y su increíble capacidad para nutrirnos y equilibrarnos. 

Te puede interesar: Todo lo que debes saber sobre el brócoli. 

5. Nueces 

Las nueces, con su forma naturalmente envuelta, no solo son un deleite para el paladar, sino que también ofrecen una conexión directa con la naturaleza. Ricas en ácidos grasos omega-3 y antioxidantes, estas pequeñas maravillas nutricionales reflejan la complejidad y la simplicidad que nuestro entorno nos brinda.  

Al disfrutar de nueces, se reconoce la importancia de elegir alimentos que provienen directamente de la tierra, entendiendo que cada nuez es un regalo nutricional que nos conecta con la sabiduría natural. Este pequeño pero poderoso alimento nos recuerda la abundancia que la naturaleza nos ofrece para cuidar nuestro bienestar. 

Al incorporar estos alimentos, no solo se fortalece la conexión con la naturaleza, sino que se contribuye a un estilo de vida más equilibrado y sostenible. Cada elección alimentaria se convierte en una oportunidad para apreciar y respetar el entorno natural que nos rodea.

Una ensalada con nueces y alimentos que ayudan a tener una conexión con la naturaleza

¿Cómo seguir una alimentación equilibrada de frutas y verduras?  

Adoptar un plan balanceado con énfasis en frutas y verduras es esencial para fortalecer la conexión con la naturaleza. Aquí se presentan tres consejos prácticos para seguir una alimentación equilibrada

  1. Variedad de colores: Incorporar frutas y verduras de diferentes gamas de color puede garantizar la ingesta de una amplia gama de nutrientes y antioxidantes esenciales para el bienestar. 
  2. Temporada y localidad: Optar por productos que se estén cosechando en ese momento y locales no solo respalda a los agricultores, sino que también asegura alimentos frescos y llenos de sabor. 
  3. Preparación creativa: Experimentar con nuevas recetas y métodos de preparación aumenta la diversidad en la alimentación, haciendo que consumir frutas y verduras sea más emocionante. 

Seguir una alimentación equilibrada centrada en frutas y verduras no solo nutre el cuerpo, sino que también fortalece la conexión con la naturaleza. Los tres consejos prácticos presentados ofrecen un enfoque integral para incorporar estos alimentos de manera efectiva en la rutina diaria.

 

 

Fuentes: 

https://www.ambito.com/lifestyle/salud/y-alimentacion-la-importancia-la-relacion-la-naturaleza-n5429939 

https://contigo.abbott/es-CO/blog/5-beneficios-de-conectar-con-la-naturaleza 

https://www.fao.org/fao-stories/article/es/c/1132971/ 

https://www.cuerpomente.com/ecologia/7-formas-mas-sencillas-conectar-naturaleza_11934