Recetas Caseras

Conoce las bebidas fermentadas sin alcohol

Las bebidas fermentadas atraviesan un proceso que les otorga su sabor tan único.

Bebida fermentada sin alcohol servida en una copa de vidrio y acompañada de una tetera de plata

Kéfir, kombucha, chicha morada y otras bebidas que puedes descubrir aquí.

Las bebidas fermentadas se han preparado desde hace miles de años y ese conocimiento milenario ha permitido perfeccionar su sabor y sus propiedades para el consumo colectivo.  

En este artículo te contaremos qué es la fermentación, cuáles son las bebidas fermentadas sin alcohol más conocidas en América Latina y cuáles son los beneficios de consumirlas.  

Sigue leyendo y aprende en Recetas Nestlé todo sobre las bebidas fermentadas.  

¿QUÉ ES LA FERMENTACIÓN?  

La fermentación es un proceso biológico que transforma los azúcares presentes en los alimentos en ácidos o alcohol, gracias a la acción de microorganismos como bacterias, levaduras o mohos. Este fenómeno es esencial para la elaboración de diversas bebidas no alcohólicas, otorgándoles sabores únicos. A continuación, se detalla el proceso paso a paso: 

  1. Selección de ingredientes: se eligen cuidadosamente los ingredientes base, como frutas, hierbas, granos o tubérculos, que contienen azúcares naturales propicios para la fermentación. 
  2. Lavado y preparación: los ingredientes se lavan y preparan para eliminar impurezas. En algunos casos, se cocinan o trituran para liberar los azúcares y facilitar la acción de los microorganismos. 
  3. Adición de microorganismos: se introduce una cultura de microorganismos, como levaduras o bacterias beneficiosas, al líquido base. Estos microorganismos consumirán los azúcares y generarán subproductos, como ácidos o gases. 
  4. Fermentación: la mezcla se deja fermentar en un ambiente controlado, a menudo a temperatura ambiente. Durante este periodo, los microorganismos metabolizan los azúcares, produciendo compuestos que dan lugar a sabores y aromas característicos. 
  5. Control y monitoreo: se monitorea cuidadosamente el proceso de fermentación para ajustar factores como la temperatura y el tiempo, garantizando resultados consistentes y seguros para el consumo.

    Bebida fermentada café en un plato y un vaso de vidrio
  6. Filtrado y envasado: una vez completada la fermentación, se filtra la bebida para retirar sedimentos y se envasa en recipientes adecuados. Algunas bebidas fermentadas no alcohólicas pueden ser carbonatadas de forma natural durante este proceso. 
  7. Reposo y maduración: En algunos casos, la bebida se deja reposar o madurar para desarrollar sabores más complejos y equilibrados. 

Este detallado proceso de fermentación confiere a las bebidas no alcohólicas una riqueza sensorial, convirtiéndolas en opciones cautivadoras y saludables para los amantes de la gastronomía fermentada. 

Descubre qué son las milkshakes y cómo prepararlas en casa.  

TIPOS DE BEBIDAS FERMENTADAS MÁS RECONOCIDAS 

La fermentación ha sido aprovechada por diversas culturas para crear una variedad de bebidas fermentadas no alcohólicas, contribuyendo a la diversidad de sabores. 

  • Kombucha: se cree que esta bebida originaria de China tiene más de dos mil años. El kombucha se elabora fermentando té endulzado con una colonia de bacterias y levaduras. El resultado es una bebida agridulce con matices que van desde frutales hasta terrosos.  
  • Kéfir: tradicional de las regiones del Cáucaso, el kéfir se prepara fermentando leche con "granos" de kéfir, que contienen bacterias y levaduras. Con un sabor refrescante y ligeramente efervescente, esta bebida aporta probióticos y calcio. 
  • Tepache: Esta bebida prehispánica mexicana se elabora con cáscara de piña, piloncillo, canela y agua. Su sabor es dulce y especiado y es reconocido por ser muy refrescante. Ideal para un día caluroso o para hidratarte a cualquier hora del día.

    Bebida fermentada de tepache junto a pedazos de piña y una piña partida por la mitad en un fondo gris
  • Agua de coco fermentada: con raíces en prácticas asiáticas, el agua de coco fermentada se elabora con agua de coco natural fermentada con cultivos probióticos. Esta bebida tiene un sabor ligero, efervescente y con notas sutiles de coco.  
  • Chicha morada: originaria de la región andina de Sudamérica, la chicha morada es una bebida tradicional peruana. Se elabora a partir de maíz morado, piña, canela y azúcar. Su color característico y sabor dulce hacen de esta bebida una opción refrescante y llena de antioxidantes. La versión de chicha morada de la que les hablamos es sin alcohol.  
  • Té de hibisco o agua de jamaica: Este té se obtiene de la flor de hibisco y se ha consumido en diversas culturas. Con un distintivo color rojo y sabor agrio, el té de hibisco es conocido por su versatilidad, pues puedes consumirlo tanto caliente como frío.  

Recetas de bebidas

DESCUBRE LOS BENEFICIOS DE LAS BEBIDAS FERMENTADAS 

Además del dulce y refrescante sabor de las bebidas fermentadas que acabas de conocer, existen otras características por las que son conocidas. Aquí te contamos algunos de los beneficios de tomar bebidas fermentadas.   

  • Aportan nutrientes esenciales: algunas bebidas fermentadas contienen vitaminas, minerales y enzimas, proporcionando un impulso nutricional adicional. 
  • Contribuyen a la hidratación: bebidas como el agua de coco fermentada son naturalmente hidratantes y ofrecen una alternativa refrescante a las opciones convencionales. 
  • Proporcionan energías sostenida: la fermentación puede descomponer los azúcares de manera gradual, proporcionando una liberación de energía más equilibrada en comparación con otras bebidas azucaradas.

    Bebida fermentada de kombucha en una jarra con una cuchara de madera y un par de limones

Explora el fascinante mundo de las bebidas fermentadas no alcohólicas y descubre cómo estas opciones no solo le gustan a tu paladar, sino también te ayudan a mantener un bienestar general. Incorporar estas deliciosas bebidas a tu rutina diaria puede ser el toque refrescante que tu cuerpo necesita.  

Sigue explorando en Recetas Nestlé cómo darle vida a tus ingredientes con otras recetas y qué cocinar cuando no sabes de qué estás antojado.  

Aprende a preparar el té perfecto.  

 

 

Fuentes: